Las pinturas rupestres de la "Covatina del Tossalet del Mas de la Rambla", Villafranca, Castellón

Norberto Mesado Olivier

Resumen

Vilafranca, en el linde N del País, conserva en «La Covatina del Tossalet del Mas de la Rambla», un grupo de unas 24 figuras pertenecientes al tradicionalmennte denominado «Arte Levantino», y que recientemente hemos convenido en llamar «Arte Rupestre del Neolítico Inciso». Destaca por novedosa la caza de una gran ave rapaz (posiblemente un córvido), herida por un proyectil procedente de una honda, arma que lleva un bello cazador en «vuelo», el cual viste sofisticadamente. Otro grupo de figuras humanas singulares aparecen capturando víboras, práctica que llegó tanto en Vilafranca como en el vecino pueblo de Castellfort, a los inicios del siglo XX. Tan singular depredación habrá de relacionarse con la extracción del mortífero veneno de la «vípera Latasti». Su empleo tanto pudo servir para empozoñar las puntas de las saetas de los cazadores prehistóricos de este importantísimo foco del Maestrazgo, o como «fármacos» al estilo de la «Triaca Magna».

Palabras clave

Pintura rupestre; Escenas de caza; Arte levantino; Covatina del Tossalet del Mas de la Rambla; Villafranca del Cid; Castellón

Texto completo:

PDF (13,11 MB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/LVCENTVM1988-1989.7-8.02